Diamond Ceramic Paint Protector

es el primer tratamiento de protección de pintura a largo plazo en combinar nano diamantes con tecnología de cerámica para crear un acabado único en términos de brillantez y reflectividad. Por su parte, la cerámica forma un enlace químico con la superficie logrando una excepcional capa de protección para la pintura a nivel molecular.